¿Cómo afecta a los niños estudiar en casa?

La crisis ocasionada por el coronavirus está teniendo un impacto directo en nuestros hogares. Y este se produce a todos los niveles, empezando por el relacionado con la conciliación del trabajo con la educación y el cuidado de nuestros hijos. Ahora que han de estudiar en casa, debemos prestarles la atención necesaria. Pero, en ocasiones, ni siquiera disponemos de tiempo para ello.

Para evitar en la medida de lo posible estos problemas, te acercamos una serie de consejos que pueden ayudarte a lidiar con esta difícil situación.

Cómo ayudar a tu hijo a conciliar con esta situación

Estas pautas que vamos a darte a continuación han de estar regidas por una común: mantener la calma. Aunque esta situación nueva nos crispe, debemos tratar de mostrarnos siempre cercanos. Con firmeza, pero siempre dispuestos a atenderles y en un buen tono. Cumplido esto, podemos seguir por diferentes caminos:

✔️ Muestra tu lado más proactivo. Implícate en la medida de lo posible en sus tareas, pero por supuesto sin quitarle independencia. Es el niño o la niña quien debe hacer sus tareas y deberes. Pero siempre supervisa y ayuda cuando sea necesario.

✔️ Implícales en las tareas de la casa. Trata de que, para ellos, colaborar en la limpieza o cocinando, por poner dos ejemplos, sea visto como un tiempo divertido. Intercala actividades propias del hogar para darles pequeños respiros.

✔️ Establece unos horarios. Con flexibilidad, pero es conveniente que marques unas horas dedicadas al estudio y a hacer los deberes. No hace falta estar pendientes de la sirena como en el colegio, pero sí saber que estas actividades tienen un tiempo acotado.

✔️ No confíes todo al entretenimiento pasivo. En ocasiones, y más si teletrabajas, no tendrás más remedio que dejarles viendo una película, dibujos o entreteniéndose con cualquier dispositivo digital. Pero trata de que esto suceda el menor tiempo posible y, cuando así sea, con tu compañía y supervisión.

✔️ Fomenta su creatividad. Déjales resolver sus tareas buscando por sí mismos las maneras de lograrlo. Un buen método en este sentido, fuera de las tareas propiamente escolares, es recuperar los juegos de mesa. Será, además, una oportunidad de estrechar aún más lazos.

Ser un espejo para nuestros hijos

Llevando a cabo recomendaciones como las que te acabamos de dar, podrás llevar la convivencia con los más pequeños de la casa del mejor modo. Y recuerda, siempre mantén la calma. Somos un espejo para nuestros hijos. Si nos ven nerviosos e irritables acabarán por actuar de modo infantil y, posiblemente, acaben por sacarnos de nuestras casillas, algo que hay que evitar a toda costa.

Para ayudar a los más pequeños a estudiar en casa, cuenta con el apoyo de nuestra clínica de psicología infantil. Te daremos las pautas más adecuadas para superar con éxito esta nueva etapa que vivimos. 

¡Contacta con nosotros y pídenos información!

Sin comentarios

Añadir un comentario