Cómo detectar la ansiedad infantil

Hay muchos niños que padecen ansiedad, no se trata de algo solo de adultos. Existen varias razones que pueden provocar este trastorno. Cualquier situación que cause estrés en los niños, puede desencadenar en un trastorno de ansiedad. Esto se puede detectar y tratar a tiempo, pero hay que estar atento a las señales que lo indican.

7 Señales de Ansiedad en Niños

✔️ Trastornos de apetito y de sueño
✔️ Dolores de cabeza, abdominales o musculares.
✔️ Lloros descontrolados en los más pequeños
✔️ Miedos y fobias repentinas que no existían. Miedo a perder a sus padres, miedo a ir al colegio...
✔️ Déficit de concentración
✔️ Irritabilidad repentina y excesiva
✔️ Retroceso en su desarrollo. Algunos niños vuelven a hacerse pis en la cama

Las situaciones de estrés en los más pequeños, suelen ser temporales, pero debes estar atento al comportamiento de tus hijos. Si detectas estos síntomas, no lo pienses y acude a un profesional. Las consecuencias de la ansiedad en niños, se pueden reducir de manera considerable si se trata a tiempo.

¿Por qué sufren ansiedad los niños?

Se trata de una reacción al sufrir alguna situación estresante. Cuando un niño no puede comprender algo que ha ocurrido por sí mismo, les puede provocar ese estado de ansiedad temporal.

La muerte de un ser querido, un cambio de casa y de colegio, un nuevo hermano en la familia o el proceso de separación de los padres, suelen ser las causas más comunes de este trastorno. Pero en realidad, cualquier situación estresante por la que pase el niño, puede causarle ansiedad. Por eso, siempre se recomienda llevar los momentos de estrés con los más pequeños de la mejor manera posible.

Pero hay otras situaciones que ocurren en el entorno que pueden traumatizar a un niño. Por ejemplo, noticias de televisión perturbadoras que no pueden entender, películas de terror que no comprenden o cualquier tipo de entretenimiento televisivo que no sea apto para tu edad. Antes de poner un programa a tu hijo, revisa para qué edad está marcado.

Saber de dónde viene el problema

Si notas los síntomas de los que hablábamos, debes acudir a un psicólogo lo antes posible. Pero, si afectan a su salud o perpetúan, la atención debe ser mucho más urgentes. El niño debe expresar sus sentimientos y deshacer la bola que se le ha formado dentro.

Lo primero es comprender el origen del problema y así, superar y controlar el trastorno. Acudir a un profesional es la solución ideal para evitar problemas futuros. En el Centro Inpsiko contamos con el equipo adecuado para tratar la ansiedad infantil.

¡Ayudamos a los más pequeños a superar sus miedos!

Sin comentarios

Añadir un comentario