Cómo saber si tu hijo necesita un logopeda

Es normal que los niños pronuncien mal determinadas palabras hasta los 4 años. Si a partir de esa edad cualquier niño presenta ciertos defectos en el habla, es importante acudir a un logopeda para corregirlos y evitar futuros problemas de aprendizaje.

Generalmente, los niños entre los 18 y los 24 meses, comienzan a formar las primeras combinaciones de palabras. A partir de los dos años y hasta los 4, aprenden vocabulario y avanzan rápidamente formando oraciones simples. Hasta los 5 años no empiezan a contar sus experiencias y pequeñas historias. La importancia en detectar cualquier trastorno del lenguaje, puede evitar problemas futuros en el desarrollo del pequeño. Si tu hijo no tiene la capacidad de expresarse correspondiente con su edad, no tardes en consultar a un especialista. Es conveniente tratarlo desde el momento en que se detecta, ya que hay expertos que consideran que puede ser una de las principales causas del fracaso escolar.

Cuándo acudir a un logopeda

✅ El vocabulario de tu hijo es escaso y casi no incorpora nuevas palabras.

✅ Si el niño que no puede responder a preguntas fáciles o no entiende qué quieres decirle, ya que puede sufrir problemas de comprensión.

✅ Utiliza frases muy sencillas, cortas y simples o repite una misma sílaba en la misma conversación muchas veces.

✅ Tu hijo no puede pronunciar determinados fonemas como la /r/ o la /l/ cuando estos sonidos se presentan entre vocal y consonante. Por ejemplo, no es capaz de pronunciar "plátano", y se arregla diciendo "pátano".

✅ Si el niño tartamudea o respira con la boca abierta

✅ Cuando no es capaz de gesticular o expresarse con claridad


Si notas estos síntomas, no lo dudes ni un momento y lleva al niño al logopeda. Él decidirá cuántas sesiones necesitará y qué terapia empleará en la ayuda del niño. El paciente empezará a practicar una serie de ejercicios en casa que le ayudarán a superar este trastorno.

Debes tener en cuenta que el aprendizaje del lenguaje es continuo, por lo que, si en cualquier momento del crecimiento se ocasiona un retraso en el desarrollo y no se actúa, provocará la alteración en el resto de procesos. Pero sufrir dificultades en el habla, también ocasiona problemas en la socialización y lo emocional, además de en el aprendizaje. Por eso nunca esperes. No pienses que ya aprenderá. Deja que sea un logopeda profesional quien decida si el niño necesita ayuda y terapia o no es necesario.


El logopeda será la clave para un correcto desarrollo de los más pequeños. No lo dudes y acude a un profesional.

Sin comentarios

Añadir un comentario